Estudios Biblicos en Audio

LA MANERA SENCILLA DE LEER LA BIBLIA

http://38.96.148.29/mediastream/la_manera_sencilla_de_leer_la_biblia.wma

CRISTIANISMO ESE GRAN DESCONOCIDO

http://38.96.148.29/mediastream/Cristianismo_I.wma

CRISTIANISMO ESE GRAN DESCONOCIDO 2DA PARTE

http://38.96.148.29/mediastream/Cristianismo_II.wma

LA UNIDAD DE DIOS ESENCIA DEL MONOTEISMO

http://38.96.148.29/mediastream/la_unidad_de_Dios_esencia_del_monoteismo.wma

JESÚS ES UN SER HUMANO

http://38.96.148.29/mediastream/jesus_es_un_ser_humano.wma

DIOS ES UNO EL PADRE DE JESÚS Y JESÚS UN HOMBRE

http://38.96.148.29/mediastream/Dios_es_uno_el_padre_de_jesus.wma

LE DECIAN EL VERBO PERO ERA MUDO

http://38.96.148.29/mediastream/le_decian_el_verbo_pero_era_mudo.wma

JESÚS NO EXISTÍA ANTES DE NACER

http://38.96.148.29/mediastream/jesus_no_existia_antes_de_nacer.wma

Estos estudios fueron escritos por el hermano Mauro Gonzales de Uruguay y locutados por el Hermano Alexander Davida de Nicaragau, Espero que les sea de mucha bendicion

LOS FRUTOS DEL ESPIRITO SANTO

FRUTO

En términos generales se refiere a todo producto que obtiene de la tierra, especialmente designa a las plantas y al fruto de estos, frecuentemente se usa la palabra en sentido figurado. Cristo espera que su iglesia y sus seguidores lleven mucho fruto. (Juan. 15:2).

También significa “Las virtudes Cristianas”, actitudes y acciones, en el feliz resultado que esta en oposición a las obras de la carne. Es aquel que el Espíritu Santo “Produce en aquellos que le obedecen.

En Mateo.7:16.- se menciona el reclamo de buenos frutos, así como las expresiones visibles de la concupiscencias soterradas, son las obras de la carne, de la misma manera el PODER INVISIBLE DEL ESPIRITU SANTO” se da en aquellos que son traídos a una unión vital con Cristo. (Jn.15:2-8.16), produce el fruto del Espíritu, la forma singular es sugerente de que en ellos se reproduce la unidad del carácter del Señor, todo ello es un traste con las confusas y frecuentes incoherentes obras de la carne.

DIFERENCIA DEL FRUTO DEL ESPÍRITU Y LAS OBRAS DE LA CARNE

El apóstol pablo menciona dos aspectos diferentes en cuanto a las obras de la carne y el fruto del Espíritu los cuales son: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza,(Gal.5:22,23).Tanto la carne (Pasiones pecaminosas del alma humana)la persona que viene a Cristo su espíritu es todo cambiado o purificado su alma por la gracia del Espíritu Santo.

Buenos frutos significa: Producción selecta, árboles de buena fructificación.

Después de la conversión la vida del creyente debe estar regida por el Espíritu Santo de tal manera que el fruto del Espíritu es distinto de la vida pasada como irredento.

La conversión opera una especie de muerte hacia las cosas de este mundo, al grado de que la personas desprecia todo lo que en el hay, para poder alcanzar mas de lo de Dios. Es de esta manera como se logra ser dirigido por el Espíritu Santo y como se manifiesta el fruto del Espíritu en nuestras vidas.

EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO

A continuación desarrollamos las características del fruto del Espíritu Santo, muchas veces sea malinterpretado estas virtudes y el poder invisible del Espíritu, pensando que las manifestaciones se dan por separado en la vida del creyente, las características están unidas y van juntos como una esencia en el cristiano, si alguno dice tener Amor debe manifestar el gozo, si existe gozo debe haber paz, y si hay paz debe manifestar benignidad…etc., en otras palabras manifestar todos estas características, ninguno debe carecer en su vida, si es que el Espíritu Santo mora en la vida del creyente todo se va a notar por que el Espíritu Santo no se manifiesta por medida (Jn.3:34). Así como todo es completo el fruto del Espíritu es completo para perfeccionarlos, es por ellos que no hay acusación alguna o no hay ley (Gal 5.23), pero si uno de estos falta es que por que el Espíritu Santo no mora en el creyente. Ningún árbol bueno puede producir malos frutos, todos son bueno. (Mt.7:17) si hay un indicio de la obras de la carne no ha nacido de nuevo. Los frutos son los siguientes:

AMOR:

Es la traducción del griego: “AGAPE”. Significa: afecto, buena voluntad, amor, benevolencia, espíritu afectuoso, “la habilidad el poder y la determinación de amar a la gente que no queremos”.Pablo empieza la lista del fruto del Espíritu con “AGAPE”, amor que realmente hace que el resto de las manifestaciones sean una consecuencia, sin amor no puede haber las demás características pero con el todo son una consecuencia natural y lógica, por que el amor se extiende y se manifiesta a las demás características del Espíritu.

El amor es un don de Dios, es un atributo de Dios por que Dios es amor. (1Jn.4:8).

El amor es la base fundamental para la manifestación de los dones ministeriales. (1Cor.13:1-13). Según Colosenses el amor es la virtud que une todas las características en perfección o como otras versiones traducen: El amor es el vínculo de perfección; vinculo Perfecto. El amor es el cumplimiento de la ley” Así que el Cumplimiento de la ley es el amor. (Rom.13:10).El Amor tiene la virtud de vitalizar y de poner en acción la fe.

GOZO

De la voz griego: “JARA”. Que significa: alegría, gozo, de ALLY el infinitivo: JOIREIN: regocijarse, estar contento, gozoso, estar lleno de gozo. Este verbo se usa en el N.T.

El gozo tiene que ver con la alegría permanente del individuo que cree en cristo como toda La iglesia está llamada a experimentarlo. Una calidad de vidabasada en lo eterno y segura relación del hijo de Dios con su padre celestial. El culto del Antiguo Testamento rebosaba de Gozo y este se expresaba en fiestas y tumultuosas celebraciones, el salterio hebreo era una clara manifestación del gozo centrado con frecuencia en el templo.(Sal.16:8)(Sal 42:4)

En el NT. El evangelio es proclamado con gozo, como el nacimiento de JESUS, su entrada triunfal y su resurrección son destacadas en un marco de gozo. (Lc.2:10- Mr.11:9).
El gozo del cristiano es tan inclusivo y permanente que puede sentirse, al descubrir la voluntad de Dios. (Mt.2:10).Al sacrificarse por causa de Cristo. (Mt.13:44)Al Testificar de Cristo.(Lc.10:17) O al tener un encuentro personal.(Lc.24:52). En realidad Cristo mismo es la furente de gozo por encima de las circunstancias de la vida. Por Ej. PABLO Y SILAS. Estaban gozosos en la prisión en Filípos por causa de Cristo. Hch.16:25. Cp. Jn.16:20.

El elemento de gozo fue una marca distinta de la iglesia en sus inicios. (Hch.2:46)”perseverando unánimes cada día en el templo en el partimiento del pan y en las casas, comían juntos con ALEGRIA y Sencillez de corazón. Otro ejemplo podemos poner del ETIOPE. Siguió gozoso su camino (Hch.8:39) a pesar de la persecución en Antioquia de Psidia “Los discípulos estaban llenos y del Espíritu Santo”. (Hch. 13:52)

PAZ

Una de las cualidades del carácter del cristiano que representa la palabra “SHALOM”: Significa: Un Bienestar total, que implica también tranquilidad serenidad del espíritu.

El énfasis aquí esta en la paz con Dios, una bendición basada en la relación con Dios, también comprende la paz con uno mismo y con las circunstancias, Dios es llamado Dios de Paz.(Rom.15:33- 16:20

La paz interior es el don de Cristo o un regalo hecho a nosotros (Jn.14:27 – Jn. 20:19).La paz exterior es la relación con Dios que desea que tengamos con nuestros prójimos que vivamos con ellos en armonía, en tranquilad mantengamos una amistad buena y sincera. (Mt.5:9) (Mt. 12:14)

PACIENCIA

Del griego: “MAKROTHYMIA” .Significa: longanimidad, apacibilidad, indulgencia.

No hay espíritu de rencor, es un equilibrio de todos los temperamentos y pasiones, completamente opuesto al enojo. Cuando hay paciencia hay constancia, firmeza y perseverancia, el que es paciente es tolerante, clemente indulgente, Significa también: Resistir con paciencia.

En el A.T. Bíblicamente es una sujeción ejercida por Dios, que se origina en el amorde Dios. “AREK” en (gr.) Significa “LARGO”. Se dice que Dios es largo, o lento para airarse, esta idea se expresa exactamente en longanimidad, definida como por un prolongado aguante mental antes de dar lugar a la ira.

La paciencia del cristiano con respecto a las personas (MAKROTHOMYA).Debe ir parejo. Dios es el que otorga esta paciencia semejante a la de Cristo (Rom.15:5) (2Ts.3:5) Paciencia significa: saber sufrir, para el cristiano es saber resistir a la prueba lo que dice Pablo en (1ª Cor.13) el amor es sufrido, benigno, todo lo sufre todo lo soporta, todo lo espera, paciencia es saber soportar las debilidades y provocaciones de los demás.

La paciencia es lo opuesto a la impaciencia humana, ha de ser contemplado mas bien como la paciencia de Dios que ha operado internamente, la paciencia infinita de Dios no tiene limites. La paciencia ha de ser comunicada directamente al creyente a través de la manifestación y presencia de Dios en su vida, no solo se dice que es atributo de Dios si no que El es Señor de su gloria para toda paciencia y longanimidad (Col.1:11) (Tito.1:16)

Esta paciencia es una virtud que debe esperarse en la vida de cada creyente en medio de las mas vitales direcciones acerca de la responsabilidad de andar dignamente (Ef.4:2-3) (2Tim.2:10. – 4:2) (Stg.6:7:8).

BENIGNIDAD

También significa AMABILIDAD, Es ser amable con otro, todo lo contrario a la dureza. Viene de griego: “JRESTÓTES”. Significa: bondad, integridad, excelencia de carácter, el adjetivo “JRESTOS” significa benévolo.

(Lc.5:39)(1Pe.2:3).También significa: bueno en carácter.

La benignidad es atribuida a Dios como uno de los atributos morales y esto se relaciona con la conducta del creyente (1Cor.15:33) (Ef.4:32).La benignidad se asocia con su misericordia por que Dios es rico en Misericordia, en relación al creyente debe ser misericordioso. Perdonar como Dios nos ha mostrado. (Col.3:12) en este caso el ropaje (Vestíos) que es la benignidad despojando todo lo que sea opuesto a ella, esto significa poner a un lado algo inferior por algo superior contrario a lo áspero (Temperamento malo)

Benignidad es la suavidad de carácter, tranquilidad del espíritu, una disposición reposada para tratar con cortesía esta operación lo hace el Espíritu Santo en el corazón del cristiano que es benigno, no anda mal humorado o amargado. Al contrario corrige, endulza el carácter irritable. Hace el corazón bondadoso, y hacemos felices a lo más que podemos a aquellos que nos rodean.

BONDAD

Es la traducción del griego: “AGATHOSUNE”. Significa: “benevolencia, bondad, rectitud de corazón y de vida”, cualidad de hombre bueno (Agathos): bueno. Por lo tanto significa más generosidad. Guiar a buenas obras, tener un carácter bueno mostrar nuestro amor cristiano con hechos a los demás y a nuestros prójimos. En Dios la bondad es infinita, la Biblia nos lo demuestra. Dios dijo a Moisés, después que éste hubo intercedido por Israel” Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro y proclamare el nombre de Jehová delante de ti, y tendré misericordia por Israel y seré Clemente. (Ex.33:19).

En la perfección que Dios tiene el Salmista escribió,”¡Cuan grande es tu bondad, te has guardado para con los que te temen, que has mostrado para los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!”

La bondad es aquella que nos impulsa al arrepentimiento de un perverso corazón.
Si el cristiano anda en la luz, deberá manifestar bondad, la bondad se asocia con la justicia y la verdad con diferentes manifestaciones de un mismo fruto, como en (Galatas: 5: 22,23) donde el fruto del espíritu tiene nueve manifestaciones o características.

FE

Del griego “PISTIS”. Significa: “Fidelidad” el carácter de uno se puede confiar, señala el significado pasivo de la fe, Digno de confianza, fidelidad, honestidad, confianza en el tratos de uno con otros, lealtad. En Galatas 5:22.- “FE”. No es la confianza en Jesucristo para la salvación, ni tampoco como una doctrina teológica. Es una virtud ética, es una virtud que distingue al cristiano en sus relaciones y vivencias por lo tanto, PISTIS, aquí no significa fe de cree meramente al azar, si no FIDELIDAD, honestidad, lealtad, puede ser usada esta palabra en sentido de fidelidad.

Un hombre fiel en sus palabras, promesas, un hombre en quien se puede confiar y creer, el cristiano es fiel como hombre, como vecino, amigo, esposo, padre, hijo, fiel en sus contratos y en sus promesas.

También consideremos la fe, que hace accesible a Dios, en un creyente que tiene el Espíritu de Dios, su fe no menguara jamás, fe viva en la cual no hay duda, no solo para la salvación sino que también opera en los dones y ministerios que Dios (Espíritu) dio.

Fe es también el gozo, el regocijo que brota del sentir misericordia divina, lo comunicado del alma del perdón de sus iniquidades y de la gloria eterna, que comienza a gozar con el perdón de sus pecados.

MANSEDUMBRE

Este proviene del griego: “PRAUTES”. Significa: gentileza, afabilidad, mansedumbre, amistad dulce opuesto a aspereza, mal temperamento, enojo repentino, la mansedumbre soporta la incomodidad, este fruto se puede manifestar cuando están totalmente rendidos a Dios.

La mansedumbre de Dios no implica debilidad, el creyente lleno del Espíritu Santo manifestara mansedumbre, el también puede conocer el poder de la indignación, pero así mismo será manso. El elevado lugar que se concede a la mansedumbre en la lista de las virtudes humanas se debe al ejemplo y a la enseñanza de Jesucristo.

Por ejemplo la mansedumbre de Moisés aunque retenía la fortaleza del liderazgo, se mostró dispuesta a aceptar daños personales, sin resentimiento o recriminación.

En el Nuevo Testamento, la palabra mansedumbre se refiere a una actitud interior, es parte del fruto del carácter semejante al de Cristo producido solamente por el Espíritu Santo. (Gal.5:23).Los mansos no se recienten ante la adversidad, debido a que aceptan todo como efecto sabio y amoroso propósito de Dios.

El que tiene mansedumbre soportara a los unos y a los otros, aun con sus palabras responderá con mansedumbre. la cual conduce a una perfecta cortesía para que podamos reprender sin rencor .Discutir sin intolerancia, encarar la verdad sin resentimiento, enojarse sin pecar, ser amables y sin embargo no ser débiles. La mansedumbre una manifestación del fruto del Espíritu, es evidente que las personas solamente lo puedan manifestar cuando están rendidas a Dios y cuando la presencia del Espíritu Santo domina en su totalidad en el hombre
TEMPLANZA

De la palabra griega: “ENGKATEIA”. Significa: El control de uno mismo, conocido también como “DOMINIO PROPIO”, es una de las virtudes cristianas cardinales en la templanza, se nos amonesta a ser moderados y equilibrados en nuestra conducta, Es el control propio en el pensamiento, en nuestro enojo, nuestro hablar, el ejercicio del dominio propio refleja el poder de Dios en nuestra vida.

El Apóstol Pablo emplea el termino en relación con el obrar del Espíritu de Dios, así que no ensalza la voluntad el hombre natural, si no que nos hace ver que la vida espiritual abarca el control de las paciones y los impulsos que son propios del viejo hombre, así comprendemos como llega a ser una manifestación del fruto del Espíritu.

Es claro entonces que “EGKRATERA”. En (Galatas 5:23) se usa en oposición o inmortalidad, impureza, libertinaje, y embriaguez, que se mencionan previamente como obras de la carne. El dominio propio contra los apetitos sensuales.

CONCLUSIÓN

El fruto del Espíritu Santo tienen en si una relación mutua que ninguno de los nueve están separados, todos están juntos en esencia pero basados en el amor. No debemos confundir “Obras de la Carne” con el “Fruto del Espíritu”, existe una gran e incomparable diferencia.

Las manifestaciones de la carne son llamados OBRAS por que son hechos y actos del resultado del interior del hombre, cuando esta sin la gracia de Dios y son clasificados como PECADOS, “IMPUREZA MORAL” “INMORALIDAD, INMUNDICIA”, pecados de ocultismo y todo lo que sigue en (Gal.5:19-21)

El fruto del Espíritu Santo indica unidad, (Singular)

Mientras que la obras de la carne en su pluralidad originan conflicto y confusión
El fruto del Espíritu origina armonía

Las obras de la carne luchan entre si

El fruto del Espíritu contribuye a la unidad y perfección

El fruto del Espíritu ayuda en las debilidades a triunfar.

Las obras de la carne destruyen, debilitan y condenan al creyente

El Espíritu ayuda a orar, buscar más a Dios por que El intercede por nosotros. (Rom.8:26)

El Espíritu hace triunfar, fortalece y hace perseverar.

Pero la carne debilita, apaga, espiritualmente sin compasión

Lo cual solo el Espíritu Santo nos hace victoriosos.

Dios os bendiga a todos.. www.laverdaddelapalabra.blogspot.es  

Conducta cristiana – Lo que cada cristiano deberia pensar para su vida

Las actitudes y los comportamientos enumerados a continuación son los objetivos que nosotros, como líderes de Spirit & Truth Fellowship, nos hemos propuesto cumplir juntamente con los estándares de liderazgo planteados en las epístolas de Timoteo y Tito. Según nuestra experiencia, cuando las personas obedecen los mandamientos referidos a la conducta personal, son más felices y sanos, y están en mejor posición para ayudar y bendecir a otros también. Con demasiada frecuencia los líderes cristianos han dejado de practicar lo que predican sobre comportamiento cristiano, lo cual ha llevado a muchas desilusiones, dolor, y relaciones rotas.

Confiamos en que estará de acuerdo en que los estándares que proponemos en el Código de Conducta son específicamente los que Dios nos pide en Su Palabra, para nuestro beneficio personal y el de la comunidad. Para vivir de acuerdo con estos estándares necesitaremos apoyarnos en la ayuda de Dios y de Su Hijo, nuestro salvador Jesucristo, y el don de espíritu santo que nos da poder para sobreponernos a la tiranía del pecado.

1. Amaré a Dios con todo mi corazón, alma, mente y fuerza, procurando utilizar al máximo los talentos y capacidades que El me ha dado. Reconoceré que lo que El me ha dado es Su regalo para mí, y que lo que yo haga con él es mi regalo para El. Iré a Su Palabra para saber cuál es Su voluntad para mi vida, y consideraré que mi primera prioridad es adorarlo y obedecerlo a El. Rechazaré todo ídolo o falsos “dioses” que puedan parecer capaces de suplir mis necesidades si yo dejara de lado mi compromiso al Unico Dios Verdadero y a mi Señor Jesucristo.

2. Amaré a mi prójimo como a mí mismo, teniendo en cuenta el efecto que mis palabras y mis acciones tendrán sobre el bienestar de mi prójimo. Reconoceré que mi “prójimo” es aquel que está cerca de mí, muchas veces geográficamente, por parentesco, o por preferencia. Evitaré la tendencia humana a estereotipar y tener prejuicios contra otros de diferentes creencias, razas, nacionalidades, géneros, etc., y me relacionaré con las personas basándome en sus propias palabras y actos. Seguiré el ejemplo de Dios, amando a todo individuo, procurando llevarlo a un conocimiento salvador de la verdad. Viviré de tal modo que si todos siguieran mi ejemplo, existirían la paz y la buena voluntad entre los hombres.

3. Reconoceré la batalla espiritual que se está librando entre Dios y el Diablo, y nunca, a sabiendas, le daré al Enemigo la oportunidad de tentarme para pecar contra Dios, contra mí mismo o contra mi prójimo. Me pararé firme contra las artimañas de Satanás con la Palabra escrita de Dios y el poder del espíritu santo. Si encuentro que estoy “cautivo por él bajo su voluntad”, haré todos los esfuerzos para “escapar” y ayudar a otros a hacer lo mismo. Rechazaré comportamientos adictivos y dependientes que me esclavicen y me hagan egocéntrico y no productivo, especialmente aquellos asociados a sustancias químicas destructivas.

4. Trabajaré activamente para manifestar el fruto del espíritu como la básica actitud piadosa y rasgos de personalidad que debieran gobernar mi vida, y pondré particular atención a esos rasgos que más me cuesta evidenciar. No seguiré mi “naturaleza” hacia el pecado, buscando excusas y racionalizando mi comportamiento inadecuado, sino que viviré por el poder del espíritu para obedecer la Palabra de Dios.

5. Reconoceré la autoridad de Dios y del Señor Jesucristo, y con responsabilidad me someteré a toda autoridad piadosa según está definido en la Palabra de Dios, al mismo tiempo sin permitir que se me tiranice por medio del mal uso de la autoridad. Me someteré a tal autoridad de acuerdo con los límites impuestos por mi conciencia según la educación que he recibido de la Palabra de Dios. Renunciaré a ser envidioso, rebelde, y a tratar de imponer mi voluntad, y procuraré servir y no gobernar. Cuando soy la autoridad, usaré ese poder para servir y no para dominar. En todas mis relaciones elegiré comportamientos que alienten la piedad, la paz y la reconciliación.

6. Mantendré pureza en mi vida sexual, ya sea dentro o fuera del matrimonio, reconociendo que el sexo, y nuestra actitud hacia él, son profundamente espirituales y fortalecerán los lazos tanto del matrimonio como de la iniquidad. Rechazaré la pornografía y toda actividad sexual ilícita, considerando que rebajan el diseño de Dios para el sexo dentro del matrimonio, lo que testimonia Su bondad y amor por la humanidad.

7. No seré chismoso (transmitir rumores destructivos), sino que amorosamente hablaré la verdad según yo la haya experimentado personalmente, con el objetivo de edificar a otros. Hablaré palabras que ministren gracia y buena reputación para que otros vivan de acuerdo con ellas. No seré partícipe de la destrucción de la personalidad de otras personas, ni tampoco juzgaré con impiedad el corazón del otro. Si yo creo que me han ofendido, seguiré el patrón de Mateo 18:15-17, e iré primero a aquel que yo creo que me ha tratado mal antes de discutir la ofensa con otros (exceptuando el consejo pastoral).

8. No anhelaré ni robaré aquello que pertenece a otro, sino que trabajaré diligentemente para que yo pueda tener para dar a otros. Haré todos los esfuerzos para devolver objetos perdidos a sus legítimos dueños, y procuraré ser quien presta, más que quien pide prestado. Todo lo que pida prestado, lo devolveré en mejor estado del que lo encontré, o lo reemplazaré. No seré esclavo de la obtención y la preservación del dinero, sino que lo usaré como medio para bendecir y proveer para aquellos a quienes amo.

9. No buscaré vengarme de aquellos que me dañan., sino que los perdonaré y procuraré reconciliarme de acuerdo con los principios de la Palabra de Dios. Rechazaré actitudes mediocres que exigen de otros lo que yo no tengo deseos de dar. Reconoceré cuán pernicioso es dar opiniones erróneas y que aquello que detesto en los demás también vive en mí. Admitiré que el identificar la raíz del pecado en mi propia vida es un proyecto más urgente que el atreverme a corregir a otros sin antes corregirme a mí mismo.

10. Haré el bien a todos los hombres, buscando oportunidades para servir y mostrar el amor de Dios que mora en mí. Pero seré especialmente bueno con mis hermanos cristianos, reconociendo que ellos son el pueblo de Dios, al que El ha distinguido como pares míos. Haré mi mejor esfuerzo para estar unido a ellos contra nuestro común enemigo, de acuerdo con el estándar de la Palabra de Dios y el único espíritu que nos da poder a todos nosotros.

Meditaciones biblicas para Jovenes

Visite: http://parameditar.wordpress.com/ He creado otro blog cuyo principal objetivo es compartir escritos para edificacion cristiana. Espero que le sea de bendición.

Proverbios 1 – Meditaciones biblicas para jovenes

Yo tengo 20 años de edad. Soy joven y tengo, si Dios quiere, toda una vida por delante. Los 20 años son tiempos dificiles y mas si somos cristianos. Hoy en dia hay pocos jovenes dispuestos a seguir la voluntad de Dios. A veces parece ser que estamos un poco solos, tratando de ir contra la corriente. Vamos al colegio y ninguno de nuestros compañeros son cristianos practicantes. Ya que muchos creen pero poco practican. Si vamos al trabajo es bastante parecido. A veces hasta somos objeto de burla y de muchas preguntas:

¿ Y ustedes por que no salen? ¿que tiene de malo ir a un boliche el sabado?¿no te aburres en la iglesia? Y asi empieza un ataque sistematico para el cual es necesario ser fuertes y conocer bien la palabra de Dios.

Aunque a veces resulte dificil hermanos y lo digo por experiencia debemos leer la palabra de Dios cada dia y meditar en ella. Como jovenes que somos debemos buscar sabiduria para nuestras vidas y aprender a tomar decisiones rectas. No es facil pero tampoco es imposible. Mientras mas meditemos y estudiemos la palabra de Dios sera facil vencer los argumentos del enemigo y no caeremos tan facil.

Hoy decidi empezar leyendo proverbios y he decido compartir pequeños pensamientos de lo que voy leyendo con ustedes.  Segun Prov 1: 7 el principio de la sabiduria consiste en venerar al señor, solo los insensatos desechan la sabiduria y la enseñanza.

Dios quiere hermanos  que seamos sabios y por ello ha dejado muchas enseñanzas en su palabra para que las apliquemos a nuestras vidas. El libro de proverbios es un caudal de sabiduria. Yo ya lo he leido, pero a veces soy un poco lento y necesito refrescarmela memoria volviendo a leer la palabra de Dios. Como jovenes debemos buscar la sabiduria y empezar a actuar conforme a lo que aprendemos.

Voy a tomar algunos pasajes de proverbios que espero que sean de bendicion para sus vidas:.

El primero ya lo nombarmos y dice que el principio de la sabiduria es venerar al Señor. ( prov 1: 7) Entre tantas definiciones que busque sobre sabiduria encontre que es la capacidad para reflexionar, sacar conclusiones y aprender a diferenciar la verdad, lo bueno y lo malo. En otras palabras todo esto lograremos  si primero reverenciamos al señor. Otra defincion es que la sabiduria nos hace capaces de tomar decisiones correctas. Si nosotros queremos tomar decisiones rectas en la vida, entonces primeramente debemos reconocer al señor en nuestros caminos y el nos ayudara ( Salmo 37: 5)  Lamentablemente muchos jovenes no veneran al señor y por eso se equivocan, basta con ver la juventud de hoy en dia, ¿ por que existen tantos embarazos pre maritales? ¿ por que los jovenes vuelven a las 6 de la mañana a sus casas borrachos? ¿ por que hay tantos divorcios de parejas recien casadas? ¿ por que tantos jovenes en la droga y en el cigarrillo? Facil,  la sabiduria consiste en venerar al señor, el obrar rectamente nace de una persona que reconoce al señor en sus caminos.

El segundo pasaje sobre el cual medite dice asi: Hijo mio, si los pecadores intentan engañarte, no consientas…  Prov 1: 10 .El verso 15 dice hijo mio no vayas con ellos! aparta tus pies de sus veredas!

Hermano mio, no te dejes llevar por lo que te dicen en la escuela, en el trabajo o donde sea, ¡tu sigue el señor!, si te dicen ven con nosotros al boliche, si te invitan a fumar o beber alcohol, simplemente di NO , aunque todavia no tengas quizas la explicacion ni puedas dar argumento Di NO. Ya digimos recien lo que suele pasar con aquellos que no venerar al señor, No dejes que te pasa a ti lo mismo. Aprende de los errores de los demas y no de los tuyos. De seguro tendremos errores pero siempre es mejor aprender de los errores de los otros ya que asi nos evitamos sus consecuencias.

Otro pasaje sobre el cual estube meditando un poco es el verso 23 de proverbios 1, luego de hablar sobre la sabiduria, el señor nos promete que si atendemos a su reprension el derramara su espiritu sobre nosotros y os hara saber sus palabras. Dios como todo buen padre nos castiga, no lo hace por que es malo sino por que nos ama y el quiere dejarnos tras el castigo una leccion. Es necesario entonces reconocer la  reprension del señor ya sea por medio de su palabra o por medio de las situaciones de la vida. Dios quiere el bien para nosotros nunca el mal. Su mejor deseo es nuestra felicidad la cual sera consumada en el reino de Dios. Este hermoso pasaje que acabamos de leer, nos pide que meditemos en las escrituras y si encontramos algo en lo que nos sintamos reprendidos obremos en consecuencia. La palabra de Dios segun 2 timoteo 3 15 y 16 nos hace sabios para salvacion  y es util para enseñar, reprender, enmendar e instruir en justicia para que el hombre de Dios sea perfecto preparado para toda buena obra.

Por eso es importante, como dijimos al principio leer y meditar en la palabra de Dios, ya que nos hace sabios para salvacion y nos hara buenos siervos del señor.

Finalmente el primer capitulo termina con una promesa, el verso 33 dice asi: el que me obedece habitara confiadamente, vivira reposado y sin temor del mal. Esto bien puede estar hablando del futuro glorioso en el reino de Dios, como asi de algo que podemos vivir en la actualidad, aunque el cristiano puede atravesar diversas pruebas, tribulaciones, persecuciones uno puede estar confiado y agradecido a Dios ya que el ha prometido cuidarnos. Pedro dijo que alabaramos a Dios aun en la persecusion  ( 1 pedro 4: 12 al 19). Pablo dijo que si sufrimos con el, reinaremos con El. Gran honor es padecer por ser cristiano, pero en la persecucion o en la burla, como suele pasar en la actualidad, Dios estara con nosotros.

Bueno esto es todo por hoy hermanos, espero poder seguir meditanto en la palabra de Dios y poder compartilo con ustedes. El proximo capitulo que me toca es proverbios 2 y salmos 2, y algun otro pasaje  de la escritura. Si no estas leyendo nada te recomiendo que busques algun libro de la escritura para leer o bien puedes leer proverbios. Es mi deseo que Dios nos de sabiduria a todos nosotros los jovenes y tambien a los mas grandes para que podamos entender su voluntad y obrar conforme a ella.

Dios les bendiga queridos hermanos..

Su hermano en Cristo, Luciano Morales Rubio

¿ Le piden el Diezmo en la Iglesia donde usted se congrega? – La verdad sobre el Diezmo

INTRODUCCIÓN
¿Le piden el diezmo en la iglesia donde usted se congrega? Sé que gran mayoría de los que leen este artículo responderán que sí, que en la iglesia donde ellos se congregan les piden el diezmo cada domingo. Sin embargo, la respuesta positiva que muchos de ustedes dan, tiene varias implicaciones doctrinales con respecto a obedecer la voluntad de Dios.

I. EL DIEZMO QUE LE PIDEN NO ES BÍBLICO.

¿Cómo es posible? ¿Acaso la Biblia no enseña el diezmo? Sí, la Biblia habla del diezmo, pero no de aquel diezmo que a usted le están pidiendo en la iglesia donde usted se congrega. Note por favor los siguientes textos bíblicos.
1. El diezmo era una ley para los judíos (Dt. 1:1; 13:11; 14:22). ¿Es usted judío? ¿Está usted bajo la antigua ley? Si no es así, luego, el diezmo que le están pidiendo es algo que Dios no ha pedido al cristiano. Tales congregaciones, como a la que usted está asistiendo, le están imponiendo una ley que Dios no le ha impuesto. ¿Rige usted su fe, según la voluntad de Dios, o según mandamientos de hombres? Ese diezmo que le piden en la iglesia, es un mandamiento de hombres, ya que, Dios nunca ha mandado que usted dé el diezmo.

2. El diezmo se entregaba cada año (Dt. 14:22). ¿Cada cuando le piden el diezmo en esa iglesia? ¡Cada semana! Pero, ¿enseña la Biblia un diezmo dominical? Busque en su Biblia, busque si ella enseña que el diezmo se daba, o se debe dar, cada domingo. No encontrará el libro, ni el capítulo, ni el versículo que enseña tal cosa. Estimado lector, le están engañando. Claro, usted que ama tanto a sus líderes, no puede creer esto, no puede creer que ellos le estén engañando, pero la triste realidad muestra ese hecho irrefutable. Desde luego, quizás sus líderes también están viviendo en el mismo engaño, ya que, este engaño del diezmo es todo una herencia que se ha ido transmitiendo a través de los años en muchos de aquellos que desean conocer la voluntad de Dios. Si usted no encuentra el texto que enseñe el diezmo dominical, luego, usted está haciendo algo que la Biblia no enseña.

3. El diezmo era para los sacerdotes levitas (Nm. 18:21, 22). ¿Entrega usted su diezmo, para el sostenimiento de levitas? En Nehemías leemos, “y el diezmo de nuestra tierra para los levitas” (Neh. 10:37; 13:4 )¿Acaso hay “levitas” en esa iglesia en donde usted se congrega? Y si no los hay, luego, ¿quien se está gastando ese dinero? La Biblia enseña que el diezmo es para los Levitas, pero si alguien más está usando ese dinero, ¿cree usted que está haciendo algo que la Biblia enseña? Muchos en nuestros días creen que sí hay levitas en la iglesia, término que aplican a los músicos, o a los pastores, pero nada de esto lo justifica la Biblia, ya que, fue el apóstol Pedro quien enseñó, por inspiración divina, que todo creyente es un sacerdote (1 P. 2:9), no habiendo así dos sacerdocios en la iglesia, o un sacerdocio especial. ¿No cree que esto es suficiente, para darse cuenta que el diezmo que le están pidiendo, no se ajusta a la Palabra de Dios?

4. Según la ley, también se daban diezmos para las viudas, los pobres y los extranjeros (Dt. 14:28, 29), ¿Ahora usted puede darse cuenta que el diezmo no era para los evangelistas, o para los “pastores” de alguna iglesia, luego, ese diezmo que le están pidiendo no es bíblico.

II. LAS ESCRITURAS SE USAN MAL PARA PEDIRLE EL DIEZMO.

1. Dicen que como todos somos hijos de Abraham, luego, si Abraham diezmó antes de la ley, nosotros también debemos diezmar (Génesis 14:17-24 y Hebreos 7:4). Pero, dígame usted, estimado lector, ¿cuántas veces diezmó Abraham? ¿Solamente diezmó una vez, o durante toda su vida? Si usted lee en su Biblia notará que Abraham diezmó una sola vez. ¿Diezma usted una sola vez en toda su vida? ¿Verdad que no? Otro punto importante es este, ¿Daba diezmos Abraham los domingos? ¿Lee usted tal cosa en la Biblia? Si no lo lee, ¿no se están usando mal las Escrituras, al tomar únicamente la acción de Abraham, cuando dio un diezmo, y luego solicitarle a usted diezmos dominicales, durante toda su vida? Por cierto, ¿a quién dio el diezmo Abraham? ¡A un sacerdote! ¿Entrega usted sus diezmos dominicales, que le pedirán durante toda su vida, a un sacerdote? ¿No es acaso el “pastor” quien se queda con esos diezmos? ¿No ve usted, amigo, que están torciendo las Escrituras, para sacarle dinero? Un tercer punto que debemos considerar es este, ¿Lee usted en su Biblia, que Abraham entregó el diezmo de “sus bienes”, o de “su trabajo”? No, sino que entregó estos diezmos “del botín”, según lo explica Hebreos. Pero, ¿de quien era ese botín? Lea el texto de Génesis 14:23 y encontrará ahí la respuesta; luego, ¿no están usando mal las Escrituras para pedirle su diezmo?

2. Dicen que el ejemplo de Abraham puede ser tomado hoy en día, porque tal evento ocurrió antes de la ley. Y aquí está precisamente la inconsecuencia de quienes le dicen eso para pedirle su diezmo. ¿Cuántas otras cosas existían antes de la ley, pero que sin embargo, los predicadores pro diezmos se niegan a practicar? Antes de la ley se ofrecían sacrificios, tal como lo narra Génesis, capítulo 15, que dicho sea de paso, fue Abraham quien llevó a cabo tales sacrificios. ¿Le piden a usted que ofrezca sacrificios en la iglesia? ¿No se está usando mal la Palabra de Dios, al solicitarle diezmos a causa del ejemplo de Abraham y por ser algo que sucedió antes de la ley, pero le dicen que no es correcto ofrecer sacrificios de animales, aún cuando fue el mismo Abraham quien lo hacía, y lo hacía antes de la ley?

3. Usan mal el libro de Malquías 3:10 para pedirle su diezmo. He estado en iglesias donde, a la hora de recoger dinero, los pastores o predicadores le piden a la gente que lea y medite en lo que dice dicho libro, y luego les dicen, “Hermanos, no robemos a Dios, traigamos nuestro diezmo para que el nos bendiga”. Pero, ¿acaso enseña Malaquías que los cristianos deben diezmar? No, tal enseñanza era para los judíos. Lea usted Malaquías 1:1, ¿contra quien era la profecía de Malaquías? ¿Contra la iglesia? ¿Contra los cristianos o “contra Israel”? ¿Lo ve? Usted ahora sabe que tales palabras eran para “una nación” (Mal. 3:9) en particular, y no para la iglesia del Señor.

4. Usan mal Mateo 23:23, afirmando que Cristo dice que no se debe dejar de dar el diezmo; por tanto, debemos darlo hoy. Nada mas lejos de la verdad. Dígame, estimado lector, ¿con quien estaba hablando Cristo? Bueno, ¿quiénes, entonces, no deberían dejar de diezmar? ¿Los cristianos o los judíos? ¡Correcto!, los judíos, como estaban bajo la ley de Moisés, la cual no fue abrogada sino hasta la muerte de Cristo, tenían que cumplir con dicha ley. Pero, otra vez, ¿le piden a usted el diezmo de la “menta”, el “eneldo” y el “comino”? Si este texto enseñara el diezmo, de seguro no es el diezmo de dinero, sino de aquel que se enseña, precisamente, en la ley de Moisés.

5. Enseñan mal Hebreos 7:1-10. Dicen que así como Abraham dio diezmos a Melquisedec, así nosotros damos diezmos a Cristo. Pero, quienes enseñan tal cosa, ya están cayendo en el error del papa católico, quien se dice “Representante de Cristo en la tierra”, ¿por qué? Bueno, pregunte a los pastores que piden el diezmo, “¿A quién le damos el diezmo, a Cristo o a usted? Ahora verá qué le responden, y notará que son igualitos que el papa. Ahora, ¿enseña el texto que debemos diezmar los cristianos? No. Lea bien el texto. Todo lo que prueba el pasaje, es que, el sacerdocio de Cristo es superior al de Leví, ¿por qué? Porque Cristo es sacerdote, según el orden de Melquisedec, y si Abraham dio diezmos a Melquisedec, en Abraham pagó los diezmos también Leví, luego, ¿cuál sacerdocio es superior y eterno? ¿Cuál sacerdocio fue bendecido? ¿Cuál es, pues, el mayor? Usted sabe la respuesta. También debemos mencionar que los “hombres mortales” que reciben diezmos, son los levitas y no los predicadores de ese tiempo. En esos días el Templo judío aún no era derribado y los Levitas seguían haciendo su labor como sacerdotes y recibiendo los diezmos del pueblo que aún no obedecía el evangelio. Ahora, es verdad que somos hijos de Abraham, pero no porque él dio diezmos, nosotros también tengamos que darlos. Él también sacrificó animales, ¿por eso debemos sacrificar animales también nosotros?

III. ENSEÑAN COSAS QUE NO ESTÁN EN LA BIBLIA PARA PEDIRLE EL DIEZMO.

1. En el libro, “El Principio del diezmo”, leemos, “Debemos hacer una clara distinción entre el principio del diezmo y la ley del diezmo…” (Pág. 11)Pero, ¿lee usted en la Biblia de tal clase de distinción? En ella podemos leer de la ley del diezmo (Dt. 14:22), pero, ¿donde se habla del “principio del diezmo”? ¿Acaso lee usted del “principio de la circuncisión” y “la ley de la circuncisión”? Esto tendría que ser así porque la circuncisión, como el diezmo, “..ya estaba operando desde mucho antes que Moisés estableciese la ley..” (Ídem) de la circuncisión.

2. La Biblia no enseña que se deba diezmar “dinero”. Según la Biblia, los diezmos consistían de productos agrícolas o de la ganadería (Dt. 14:22, 23; Lv. 27:30, 32; Mal. 3:10b). Claro, dirán que el diezmo consistía de estas cosas porque no había billetes; sin embargo, le engañarán, ya que, desde tiempos muy antiguos había dinero (Gn. 47:13-18). De hecho, según la Biblia Reina Valera 1960, la palabra dinero aparece 130 veces, en 115 versículos. ¿No es esto otra prueba más, de que le están enseñando algo que la Biblia no enseña, es decir, que hay que diezmar dinero?

3. Busque en su Biblia y responda, ¿era el diezmo para comprar comida, o más bien era algo que se comía? Dice Deuteronomio 14:23, “Y comerás… el diezmo”. ¿Era el diezmo para comprar alimentos, o más bien este era alimento? Pregunte al texto de Malaquías 3:10 y él le dará la respuesta; pero una vez obtenida la respuesta del texto, otra vez notará que le están enseñando algo que la Biblia no enseña. Y si los supuestos “pastores” de tales iglesias niegan esto, pregúnteles para que quieren el diezmo.

4. ¿Lee usted en la Biblia, que los diezmos se depositaban en una bandejita, en una charolita o en una cajita? Malaquías 3:10, manda, “Traed todos los diezmos al alfoí”. El “alfolí” no era una bandejita, o una charolita, o una cajita, sino un granero. Compare usted estas dos versiones bíblicas para que vea que no le mentimos: “Y él dijo: Si no te salva Jehová, ¿de dónde te tengo de salvar yo? ¿del alfolí, o del lagar?” (2 Reyes 6:27 – Reina Valera 1909) – “Y él dijo: Si no te salva Jehová, ¿de dónde te puedo salvar yo? ¿Del granero, o del lagar?” (2 Reyes 6:27 – Reina Valera 1960). Como ve, los “pastores” que le piden el diezmo, no enseñan, ni obedecen lo que dice la Biblia.

CONCLUSIÓN.

¿Le piden el diezmo en la iglesia donde usted se congrega? Si es así, qué bueno que se ha tomado el tiempo para comparar lo que le están pidiendo que haga y lo que dice la Biblia. ¿A quién se sujetará usted? ¿Obedecerá usted lo que le están diciendo en esa iglesia, o lo que dice la Biblia? No se deje engañar, no permita que le guíen con doctrinas humanas, con mandamientos de hombres que solamente conducen a desobedecer a Dios y al castigo eterno.

Lorenzo Luévano Salas

El evangelio de la Codicia

Por Luciano Morales Rubio

Durante un tiempo en mi vida, al empezar mi militancia como cristiano, asistí durante un año a una iglesia pentecostal, de la cual luego me aparté. Dentro de este medio pentecostal uno está constantemente escuchando palabras como “sueña”,” éxito”, “liderazgo”, etc. Por ejemplo, si tú observas los títulos de los supuestos libros “cristianos” más vendidos, podrás encontrar algunos como:

  • “Desarrollando el líder que está en usted”
  • “Su mejor vida ahora”
  • “La pirámide del éxito”
  • “Atrévete a soñar” etc., etc., etc.

A priori parecen aspiraciones muy normales, y cualquier persona al escuchar tales mensajes se sentiría bien. Imagínate en una iglesia pentecostal, donde el pastor, en vez de predicar sobre el pecado y el arrepentimiento (cosas que hoy en día nadie quiere oír), te da un mensaje como: “atrévete a soñar”, “mira hacia el futuro”, “tú puedes ser un gran empresario”, “vive tu mejor vida”, etc, etc, y luego de invitarte a que seas “un gran empresario de Dios”, viene el profeta internacional que ha recorrido medio mundo como los de la llamada “TV cristiana” Enlace TV y TBN, y en el nombre del Señor él te dice:

“Este será el año de tu súper prosperidad”… los sueños que viste derrotados, el Señor los volverá a activar, y cosas que nunca imaginaste ocurrirán. Verás venir el dinero y ya no pedirás prestado”, etc, etc.

 

Entonces tú dices ¡WOW! Alabado sea el Señor, “¡que grande es mi Dios!”. Mi pregunta es ésta: ¿es este el mensaje del evangelio?

Luego, si tú deseas que tales profecías se hagan realidad, debes tener fe y sembrar en su ministerio, esto es “hacer un pacto con Dios”. En otras palabras, tú debes dar algo así como 200 pesos para que la profecía se haga realidad y si no se cumple es por que no tuviste suficiente fe, porque no activaste la “palabra profética”, o porque no te esforzaste por conseguir lo que Dios ya te había dado, pero “nunca pienses que el tal es un falso profeta”, pues es rebeldía dudar del “siervo de Dios”.

Un método eficaz para llenar la congregación y ganar más dinero

Es muy simple: Di lo que los feligreses quieren escuchar y lograrás que muchos te escuchen, y nunca se te ocurra predicar acerca de la santidad, o de apartarse del mundo… ¡NO! perderás la mitad de la congregación!

Como dice Jhon Maxwell: Tú tienes que transformarte en el “líder eficaz que todos quieran seguir de tu Iglesia.

Di algo bien bonito, algo así como lo que escribió Joel Osteen en su libro “tu mejor vida”:

“ Puede ser que tú provenegas de una familia con muchísima riqueza, prestigio y posición. Aún con todo eso, tú puedes experimentar más que la generación que vino antes que tú. La vida de mi papá me ha inspirado, y he sido enseñado por su experiencia y sabiduría. Sin embargo, y lo digo con humildad, yo estoy convencido de que haré mucho más de lo que pudo lograr mi padre. Dios tiene más para tí. ¡Mucho más! Ten sueños más grandes. Ensancha tu visión. Vive una vida llena de expectativas” (”Tu mejor vida ahora” Joel Osteen).

NO HAY QUE SER UN GENIO PARA DARSE CUENTA QUE ESTE HOMBRE BUSCA LA GLORIA DE LOS HOMBRES Y NO DE DIOS, SIEMPRE SONRIENDO, NUNCA OFENDE, EL QUIERE AGRADAR EL OIDO DE TODOS, pero mira lo que escribió Pablo:

“¿Busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, NO SERÍA SIERVO DE CRISTO” (Gal. 1:10).

¿Nadie lee las escrituras?

No te das cuenta de que esto es una clara invitación a la codicia. La palabra es clara. Mira lo que dice:

“Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y lazo, y en muchas codicias y perniciosas, que hunden a los hombres en ruina y perdición” “Por que el amor al dinero es la raíz de todos los males. Y alguno por esa codicia se desviaron de la fe, y fueron trasladados de muchos dolor” (Timoteo 6: 9,10).

Pregúntate: ¿alguna vez escuchaste a tu pastor leer ese versículo?

Ya muchos creyentes de hoy se han alimentado de esa codicia y ya no le piden a Dios la provisión de cada día, sino que piden mucho más, como una empresa o algo así.

La Biblia dice: “así, teniendo sustento y abrigo, estemos contento”(Timoteo 6: 8).

En las escrituras Jesús nos llama a ser simples, humildes y mansos como él, y recordemos que Jesús dijo que “el siervo no es mayor que su amo”. Y como podemos leer en las escrituras, Jesús no tenía ni dónde recostar su cabeza. Muchos se centran y van a las iglesias buscando lo que llaman la “bendición” pero la verdadera gran bendición es la ¡salvación!, y cuando Jesús se manifieste, allí veremos todas las promesas de Dios cumplidas.

Muchos dicen que este es el tiempo de recibir la heredad de Dios, pero eso no es cierto. Las promesas de Dios hacia su pueblo santo se cumplirán cuando él haya establecido su reino sobre la tierra, o sea, en su segunda venida.

La Palabra es muy clara al respecto:

“Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra” (Hebreos 11: 13).

En fin, voy a dejar que mediten sobre este versículo. El apóstol Pedro profetizó lo siguiente: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras…Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme” (2 Pedro 2: 1-3).

El amor en el cristiano – Lecciones Biblicas

El amor en el cristiano

En esta lección nos ocuparemos de aprender algunas enseñanzas que hay en la Biblia acerca del el amor y cierta cosas que podemos hacer para poner en práctica lo que conocemos como el principal mandamiento de los cristianos. El amor debe ser una característica del cristiano, el apóstol Juan nos dice que si no amamos entonces no hemos nacido de Dios, es por eso que este tema es de vital importancia para aquellos que queremos seguir a Dios y a Cristo, si realmente somos cristianos entonces debemos tener amor.

Leyendo los evangelios podemos aprender de Jesús muchas pautas éticas que un cristiano, es decir, un seguidor o discípulo suyo, debía poner en práctica para entrar en su reino, pero el resumió lo que Dios quería solo en dos mandamientos:

Marcos 12: 30 y 31: Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Como vera los dos mandamientos de DIOS descriptos por Jesús incluyen la palabra “amor”, es sobre este tema tan especial “el amor” del cual nos ocuparemos. Jesús nos enseña que debemos amar, la pregunta que nos surgen son: ¿a quienes debemos amar? ¿Como debemos amar?, etc. Con Biblia en mano examinaremos algunos interrogantes:

Debemos amar a:

  • Debemos amar a Dios por sobre todas la cosas, es decir, mas que a nuestros padres, mas que a nuestros hijos, nuestros amigos, parientes, propiedades, etc… esto no quiere decir que no debemos amar a los demás, solo que Dios debe ser nuestro primer amor, pero no el único. 
  • Debemos amar a nuestro prójimo:

  i.      ¿Amar al prójimo? ¿Quien es mi prójimo? Según el diccionario de la DRAE, nuestro prójimo es: Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana. Para entender mejor quien es nuestro prójimo ver Lucas 10: 18 al 37

  • Debemos amar a nuestros familiares
  • Debemos amar a nuestros hermanos en la fe

i.      Juan 13: 34 y 35: Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

  • Debemos amar aun a  nuestros enemigos ( Mateo 5: 44 al 48)

  i.      Mateo 5: 44: al 48: Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos…Realmente ¿ama usted a sus enemigos? O ¿devuelve mal por mal? Jesús nos enseña a bendecir a aquellos que nos maldicen, a hacer el bien a aquellos que nos hacen mal,  quizás para usted esto suene como de locos ,muchos dicen ¿como voy a hacerle el bien a alguien que siempre me ha hecho el mal?.. ¿si el me arruino la vida?, etc., etc. pero yo le pido que piense un poco en el amor de Dios hacia el hombre, ¿acaso no nos  amo DIOS cuando éramos sus enemigos?

¿Como debemos amar?

  • Debemos amar a los demás como a nosotros mismos.

i.      Amar como a nosotros mismos, se ha puesto a pensar en esto, ciertamente cada uno de nosotros se quiere a si mismo, por lo menos yo no conozco a nadie que se odie, todos deseamos para nuestras vidas el bien, la prosperidad, la salud, una familia, etc. Si usted ama a los demás como a si mismo, entonces los mismos deseos que usted tiene para si los tendrá para los otros.

  • Debemos amar sin fingir.

i.      Romanos 12: 9 y 10: El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

  • Debemos amarnos como Dios nos amó

i.      Juan 4: 11: Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. 

¿Como nos amo Dios?

  1. Dios nos amo siendo aun sus enemigos (Romanos 5: 10)               
  2. Dios nos amó cuando nosotros no lo amábamos (Colosenses 1:21).
  3. Entregando la vida de su hijo por nosotros (Juan 3: 16)

¿Como mostramos el amor? 

  1. Con acciones, Dios no solo dijo que nos amaba EL lo demostró: Romanos 5:8: Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

¿Cómo mostramos el amor hacia Dios?

  • Haciendo lo que Dios dice :

 i.      Juan 14: 15: Si me amáis, guardad mis mandamientos..

 ii.      1 Juan 5:3: Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.

  • Estando listos para dar nuestras vidas por Dios (2 Corintios 4:11;   Filipenses 1:20;  Revelación 2:10). 
  • Amando a todos – nuestros hermanos (1 Juan 4:20-21;  Juan 13:34-35;  1 Juan 3:16) y a nuestros enemigos (Lucas 6:27). 

¿Cómo mostramos el amor al prójimo?

  • Haciendo lo mismo que hizo el buen samaritano

 i.      Lucas 10: 29 al 36: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

  • Predicándoles el evangelio a fin de que vengan al conocimiento de la verdad y sean salvos.

i.        Santiago 5: 20: sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

ii.      1 Timoteo 2: 3 y 4: Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

¿Cómo mostramos el amor a los familiares?

  • Ayudando en las necesidades diarias.

i.      1 Timoteo 5: 3 al 8: aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios….porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

¿Cómo mostramos el amor hacia los hermanos en la fe?

  • Mostrando acciones mas que palabras

 i.      Santiago 2: 15 y 16: Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

 ii.      1 Juan 3: 16 al 18: En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

  • Haciendo el bien en toda  oportunidad

 i.      Gálatas 6:10: Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

¿Cómo mostramos el amor hacia el enemigo?

  • Haciéndoles el bien

i.      Romanos 12: 14 al 21: Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis. No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres… Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

ii.      Mateo 5: 43 al 48: Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.

Conclusión

La mejor forma de amar es haciendo el bien a todos aquellos que nos rodean, debemos amar no solo a quienes están cerca nuestro, ya sean familiares o hermanos de la iglesia, sino, aun a aquellos que no lo merecen. El mejor ejemplo de amor, lo encontramos en Dios, quien dio a su hijo por nosotros, aun cuando nosotros éramos sus enemigos. Si Dios hizo esto por nosotros, nosotros debemos hacer lo mismo con el prójimo. El amor no debe ser solamente de palabra, este tiene que ser visible, es decir,  con hechos y  acciones que demuestren que realmente amamos a los demás. Finalmente dejamos como meditación, un versículo final:

Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.”  (1 Juan 4:20-21)