El plan de Dios

Cuando Dios creo la tierra y todo lo que sobre ella se mueve, sin duda Dios tenía un plan que era perfecto y bueno para la humanidad. El propósito de Dios era que EL mismo reinaría sobre la tierra, su ley seria respetada y los hombres viviríamos felices y adoraríamos al Dios que nos creo. Este plan original de Dios fue “demorado” por causa de la desobediencia humana. Desde entonces el paraíso edénico se transformo en el caos y confusión que observamos hoy. Cientos y miles de religiones, varios dioses, guerra, muerte, tristezas y alegrías, odio y amor, son experiencias que vivimos a diario debajo del sol.

 La mayoría de los seres humanos soñamos con un mundo mejor, que las guerras terminen, que se haga justicia, que ya no hayan mas pobres, ni ricos que lo posean todo. Y esto es en definitiva lo que ofrece el evangelio de Jesús. Cuando Jesús comenzó a predicar el evangelio, el evangelio sobre el Reino de Dios (Marcos 1: 14, 15, Mateo 4: 23, Lucas 8: 1), las vidas de muchas personas cambiaron radicalmente por que veían en el mensaje de Jesús una esperanza para la humanidad entera. El mensaje de Jesús no estaba enfocado en asuntos personales, en problemas psicológicos o económicos como se predica en muchas iglesias. Jesús no hablaba de cómo ser rico, cómo tener mejor autoestima, cómo vencer los miedos internos, o como tener paz y seguridad en el alma, etc. El mensaje de Jesús era un mensaje que comprometía a toda la humanidad.

 ¡Arrepentíos por que el Reino de Dios  esta cerca! Mateo 3: 2

 Cuando los judíos oyeron estas palabras seguramente recordaron lo que los profetas habían dicho con anterioridad.

Zacarías 14:9 Y el SEÑOR será rey sobre toda la tierra….

Cada judío temeroso y respetuoso de Dios esperaba con ansias ese precioso día, cuando el señor reinaría sobre la tierra entera. Ellos esperaban que el agente de Dios, un humano especial, su ungido, naciera de la descendencia de David y El actuaría sabiamente y practicaría el derecho y la Justicia en la tierra (Jeremías 23: 5) 

Los judíos esperaban la consumación del Reino de Dios. Jesús nunca pretendió modificar esa esperanza, es mas, el enseño a sus seguidores que oraran por la venida del Reino de Dios.  ¡Venga tu Reino! Hágase tu voluntad así como en el cielo también en la tierra. (Mateo 6: 10)

Lamentablemente pocas personas creen en este mensaje que llena de esperanza, y que cambia la vida. Aun la mayoría de quienes dicen ser cristianos, discípulos de Jesús se niegan a creer en este mensaje. Muchos cristianos creen y afirman que su esperanza es vivir en el cielo, siendo que Jesús, el maestro enseño que los mansos heredarían la tierra (Mateo 5: 5)  

Hay que entender que Dios en Jesús, su agente, estaba reparando el daño que Adán le había hecho a la humanidad. El primer Adán arruino todas las cosas más el Segundo Adán (Jesús) esta arreglándolo todo. El plan de Dios es que la humanidad y la tierra entera vuelva a lo que fue antes de Adán. Que la comunión con Dios sea restablecida, que su Ley, la ley que se resume en el amor se cumpla. Que los seres humanos gocemos de vida abundante, de felicidad, que ya no haya muerte, ni dolor, ni llanto como lo fue en ese corto comienzo. Dios quiere restaurar todas las cosas!!

Hechos 3: 19 AL 21: Pero Dios ha cumplido así lo que anunció de antemano por boca de todos los profetas: que su Cristo debería padecer. Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor, y El envíe a Jesús, el Cristo designado de antemano para vosotros, a quien el cielo debe recibir hasta el día de la restauración de todas las cosas, acerca de lo cual Dios habló por boca de sus santos profetas desde tiempos antiguos.

Desde tiempos antiguos Dios había anunciado por medio de los profetas, el tiempo que se avecina, que es no es mas que el tiempo de la restauración de todas las cosas! El Mesías Jesús abrió la puerta al Reino de Dios por medio de su muerte en la cruz. Allí Dios perdona nuestros pecados y nos hace aptos para su Reino. Luego de morir, Jesús resucito y desde entonces el ascendió a los cielos, y es necesario que permanezca allí hasta el tiempo indicado que solo conoce Dios el Padre. (Hechos 1: 7)

Mientras tanto nosotros quienes vivimos en el presente, tenemos el mandato, la comisión de Dios de predicar este evangelio, las buenas nuevas sobre el Reino de Dios que esta cerca. Somos embajadores de Cristo que debemos denunciar el pecado de la sociedad actual, y llamar a las personas a un arrepentimiento, a que hagan las pases con Dios, con su voluntad, sus mandamientos y puedan preparase para la edad de oro que se aproxima. Nosotros sabemos que si queremos ser parte del Reino de Dios, debemos arrepentirnos, dejar nuestros malos caminos, actitudes, vicios ya que como el apóstol Pablo dijo “los que practican tales cosas no heredaran el Reino de Dios.” ( 1 Cor 6: 9 y 10)

Como dijo antes, los humanos soñamos con una edad de oro, nosotros tenemos fe en Dios de que  vendrá, tenemos fe en que su Mesías vive y esta hoy en el cielo, esperando el día señalado por el Padre para comenzar a Reinar. Si quieres tener parte en esta esperanza, busca a Dios. Y si ya eres parte hermano, tienes  una tarea que cumplir!! Predicar su evangelio!! Manos a los obra, trabajemos y oremos para que el Reino de Dios venga!!

Amen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: