Daniel y el reino de Dios

El libro de Daniel tiene contiene varios pasajes bíblicos que pueden ayudarnos a entender el Reino de Dios.

 ¿Quien fue Daniel?

Daniel fue parte de la tribu de Juda la cual fue capturada y llevada a Babilonia después de que Jerusalén fuera destruida. Daniel sin embargo nunca abandono su fe e Dios ni fue cautivado por la idolatría de los babilonios, sino que siempre demostró verdadera fidelidad a su Dios. En consecuencia,  El fue recompensado con gran sabiduría, mucho más que la de aquellos que estaban en la corte del rey. Por esta razón Daniel junto con 4 jóvenes mas fueron tomados de los presos de Juda para servir en la corte del Rey. Dios también Dio a Daniel la capacidad de interpretar sueños. Un día el Rey Nabucodonosor tuvo un sueño que lo dejo perturbado pero no lo podía recordar.  Solo Daniel pudo Mostar al rey el sueño y dar su interpretación:

DANIEL 2: 36 AL 45 – Biblia Reina Valera 1960

   36 Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey.

 37 Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.

    38 Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.

    39 Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra.

    40 Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.

    41 Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido.

    42 Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil.

    43 Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.

    44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,

    45 de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.

A Daniel le fue dado un panorama del curso de la historia. Hay mucha información que podríamos analizar en estos versos pero nosotros queremos centrarnos en el Reino de Dios. Según Daniel el Dios del cielo destruiría a todos estos reinos y levantaría uno sobre la tierra, el cual jamás será destruido y permanecerá para siempre. Esto es lo que Jesús tuvo un mente cuando nos pidió que oráramos por la Venida del Reino (Mat. 6: 10). La venida del reino implica la destrucción de los reinos presentes y el establecimiento del reinado de Dios sobre la tierra. Por eso nosotros pedimos que la voluntad de Dios sea hecha sobre la tierra como en el cielo.

Por otro lado cuando El señor dijo que su reino no era de este mundo, es precisamente por lo que hemos dicho. LOS REINOS DE ESTE MUNDO SERAN DESTRUIDOS POR EL REINO DE DIOS. El fin de esta era maligna será cuando el reino de Dios llegue. El reino de Dios no será establecido por la  Iglesia, como algunos afirman, sino que Dios traerá a nosotros su Reino. Será la mano divina no la del hombre. En el capitulo 7 tenemos más detalles acerca de la inauguración del reino de Dios, veamos:

Daniel 7: 13 y 14

13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.

    14 Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.

Daniel 7: 17 al 22

17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.

    18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

    19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies;

    20 asimismo acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro que le había salido, delante del cual habían caído tres; y este mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros.

    21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía,

    22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

 Daniel 7: 26 y 27

Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin,

    27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

El hijo del hombre quien recibe autoridad para dominar y regir a todas las naciones debajo del cielo es Jesucristo. Recuerde que uno de los títulos que Jesús más uso para si mismo fue el de Hijo de Hombre (66 veces en los evangelios sinópticos). Jesús conocía muy bien las profecías del profeta Daniel, el hizo referencias a Daniel en sus enseñanzas. El sabia ya de antemano que el estaba destinado a gobernar a Israel y al mundo entero. El ángel Gabriel lo confirmo en Lucas cuando anuncio su nacimiento (Lucas 1: 32). Esta es la bendita esperanza de los cristianos, Cristo pronto volverá a juzgar la tierra y a gobernarla.

Quizás Daniel no nos da tanta información como en Isaías en relación al Reino, pero sus pasajes son claros e inconfundibles. Su mensaje es: Dios establecerá su Reino en la tierra remplazando los reinos presentes de este mundo por el suyo. Los santos (la gente de Dios) heredaran el reino, el juicio será proclamado al comienzo del reino de Dios. Cuando Dios tome el control a través de su gente, los resultados serán magníficos. Esta es la firme esperanza de nuestras almas (hebreos 6: 19). Reteniendo esta esperanza en nuestros corazones es como llegaremos a ser parte de este maravilloso futuro que se aproxima. Por eso todos nosotros decimos: SI, VEN SEÑOR JESUS (Apo 22: 20)

Finalmente el libro de Daniel termina con un mensaje alentador para los creyentes de todos los tiempos. Todo se pondrá peor, pero todos aquellos que han sido escritos en el libro de la vida serán rescatados. Aquellos que están muertos serán despertados o levantados de sus tumbas, algunos para vida eterna y otros, lamentablemente, para condenación. Por lo tanto nosotros debemos vivir en Fe para que seamos hallados dignos de la resurrección que es para vida.

Daniel 12: 1 – 3, 13

1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.

    2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

    3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

13 Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.

Dios os bendiga…

About these ads

2 comentarios

  1. hola hermano gusto en saludarte bendiciones desde ensenada mexico

  2. DANIEL ORABA TRES VECES AL DIA

    Orar es hablar con Dios. Daniel oraba tres veces al día. Así dice la biblia. La intimidad con quien todo lo puede, y tiene poder sobre todas las cosas, se basa en una experiencia. Es la conversión y el cambio de corazón, por esa llamada de lo alto, que simboliza el decir “creo en Dios”.
    Dios tiene misericordia de quien quiere tener misericordia. La historia del joven Daniel, nos llega como historia de fe, de ejemplo y de propósito divino. Y prometamos hoy orar tres veces al día.
    Es una constante pasión de amor, el sentir el poder del Espíritu Santo; y cuando inclinamos nuestras rodillas e intercedemos nuestro ser se llena de la gloria de Dios.
    La amistad para tener relación con Dios, viene dada por la fe. Daniel era un joven de fe.
    Enamorado del Dios de sus padres. Firmemente valiente para guardarse de los males del mundo.
    Y es ejemplo para nosotros que por su fe, fuera echado a la fosa de los leones. Sus amigos fueron echados al horno de fuego.
    Eran realmente amigos entre ellos para implicarse en ser héroes. Lo fueron y demostraron como su Dios los salvaba de todo mal y peligro.
    Leí hace unos días de la situación en China de los decididos a reunirse para leer el evangelio de Jesús, y como son perseguidos, y maltratados y sufren lo indecible.

    Debemos orar tres veces al día,
    dejando el gusto del vino y el mundo
    valientes en fe y sin cobardía.

    Como Daniel detestemos lo inmundo,
    y como hijos del Todopoderoso….

    ANTONIO MARTINEZ DE UBEDA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores

%d personas les gusta esto: